Autoconsumo solar fotovoltaico: todas las ventajas de este sistema


¿Generar nuestra propia electricidad para el consumo cotidiano de nuestro hogar? Por supuesto que es posible. El autoconsumo solar fotovoltaico surge como la opción más accesible y práctica de producir electricidad mediante una fuente totalmente renovable y sostenible. En este sentido, incorporar una instalación fotovoltaica en nuestros hogares reduce la dependencia de la red de distribución. Por consiguiente, genera una considerable reducción en la factura, que puede llegar al 70%.

En este artículo, conocerás algunas nociones básicas sobre esta alternativa de generación eléctrica sostenible.

En primer lugar, ¿qué es el autoconsumo solar fotovoltaico?

El autoconsumo solar fotovoltaico nos permite generar y consumir nuestra propia energía. Lo que, a su vez, nos proporciona una mayor autonomía y un ahorro significativo en nuestras facturas de electricidad. Por medio de placas solares fotovoltaicas obtenemos la energía solar que será transformada en electricidad, para el consumo diario en nuestras viviendas.

¿Cómo funciona el autoconsumo fotovoltaico?

El funcionamiento del autoconsumo solar fotovoltaico podría resultar algo difícil de entender al principio. Sin embargo, al conocer todos los detalles del mismo, notarás que una de sus ventajas principales es su sencillez. Gracias a un fenómeno que conocemos como efecto fotovoltaico, la luz solar que incide en un grupo de placas solares -compuestas por celdas de silicio y otros materiales- se transforma en electricidad. En principio, es corriente continua (CC), no apta para el funcionamiento de electrodomésticos y otros equipos. Por eso, debe pasar a un inversor solar que la convertirá en corriente alterna (CA). Entonces, ya podemos usarla para el autoabastecimiento de nuestras viviendas o empresas.

Tipos de autoconsumo solar fotovoltaico

En efecto, existen diferentes tipos de autoconsumo solar fotovoltaico. Básicamente podemos definirlos por el uso al que está destinado el sistema y si está conectado a la red eléctrica o no. Algunos de ellos son:

Residencial conectado o aislado

El autoconsumo de tipo residencial se encuentra dividido en autoconsumo conectado a la red o aislado. Además, en este punto también se habla del autoconsumo con o sin excedentes vertidos a la red.

Advertisement

Si hablamos del autoconsumo conectado a la red, para su instalación se requerirán dos conexiones. Una dirigida al sistema eléctrico del hogar y otra hacia la red de distribución de una compañía eléctrica.

Por otro lado, si optamos por un autoconsumo aislado, esto implicaría una desconexión total de la red eléctrica. Esto quiere decir que, si no cuentas con una batería para almacenar energía, no dispondrás de energía eléctrica por las noches o en días nublados.

¿Qué ocurre con el excedente de energía que se produce en estos dos casos? Si decidimos por el autoconsumo conectado a la red, la energía excedente puede inyectarse a la red y, por ella, podemos recibir una compensación. En el caso de optar por una conexión aislada, esta energía puede ser almacenada en las baterías. Como dijimos, esto permite al usuario disponer de electricidad en horas de menor producción de energía fotovoltaica.

Existe la posibilidad de elegir una instalación conectada sin compensación de excedentes. Sin embargo, no es una opción recomendable, en el momento de maximizar la rentabilidad del sistema.

Autoconsumo individual o compartido

Al tratarse de instalaciones de autoabastecimiento, debemos saber que estas pueden ser usadas de forma individual o compartida. Cuando hablamos de un autoconsumo compartido significa que una misma instalación está conectada a varios hogares o una comunidad de vecinos. Incluso, existe el autoconsumo compartido para grupos de pequeñas empresas.

Estos sistemas, ya instalados previamente, suelen ser usados en áreas comunes, como, por ejemplo, garajes, pasillos de edificios e incluso bombas para las piscinas. El autoconsumo individual, por su parte, es el que abastece a los hogares unifamiliares.

Industrial o para las empresas

El autoconsumo industrial ya es considerado una opción óptima por gran cantidad de empresas. Esto debido a su capacidad para cubrir la demanda de electricidad de los procesos en cualquier área productiva. Al igual que las instalaciones residenciales, las empresas pueden verse beneficiadas con una disminución considerable en el monto de las facturas de la luz.

Las principales diferencias entre las instalaciones fotovoltaicas para empresas y las residenciales, son las siguientes:

  • Generalmente, el tamaño de las instalaciones de autoconsumo solar fotovoltaico para empresas es muy superior al de las residenciales.
  • El consumo energético de las residencias suele ser menor que el de las empresas.
  • También, los horarios de consumo son diferentes en ambos casos. Las empresas trabajan normalmente en horas diurnas, en las que el sistema fotovoltaico puede aprovechar más la luz solar. A diferencia del consumo residencial, que está sujeto a patrones de uso en horarios de menor producción de luz solar. De allí la importancia de complementar los sistemas de autoconsumo residencial con baterías.

Elementos que conforman un sistema de autoconsumo solar fotovoltaico

En síntesis, los componentes básicos de un sistema de autoconsumo solar fotovoltaico, son:

  • Los paneles solares, que transforman la luz solar en corriente continua.
  • Un inversor solar, cuya función es convertir la corriente continua en corriente alterna para su uso cotidiano.
  • Las estructuras de soporte, para fijar en una superficie y dar el ángulo de inclinación adecuado a las placas solares.
  • El cableado para conectar los diferentes componentes del sistema.

Además, es importante incluir otros elementos como los optimizadores de potencia, energy meters o vatihorímetro, y/o las baterías de almacenamiento.

Ventajas que brinda un sistema de autoconsumo solar fotovoltaico

En definitiva, los sistemas de autoconsumo solar fotovoltaico constituyen una forma óptima, limpia y sostenible de producir energía para tu hogar. De hecho, son varias y relevantes las ventajas de decidir por esta opción. Algunas de las más importantes son:

  • Los usuarios tienen el control, tanto de su instalación como del consumo que realizan y del ahorro que obtienen.
  • La luz solar es una fuente de energía renovable, no contaminante. Por si fuera poco, los paneles fotovoltaicos no emiten ningún tipo de ruido, lo que los hace adecuados para zonas residenciales y urbanas.
  • El coste inicial de una instalación fotovoltaica se amortiza en un período entre cinco y ocho años, gracias al ahorro que genera en la factura. Una vez cumplido ese plazo de tiempo, la instalación permite un ahorro aproximado de 800 euros al año en electricidad.
  • Desde el año 2019, cualquier usuario puede acogerse a la compensación de excedentes prevista en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, que regula las condiciones del autoconsumo de energía eléctrica.
  • Su instalación es relativamente rápida y su mantenimiento es muy simple. En ambos procesos es recomendable contar con el apoyo de una empresa de servicios energéticos certificada.

Ayudas públicas, incentivos fiscales y revalorización del inmueble

  • Las ayudas públicas, en la mayoría de los casos, pueden financiar buena parte del coste la instalación. Las recientes subvenciones con fondos europeos Next Generation para incorporar autoconsumo fotovoltaico en residencias cubren entre un 15 y un 45% del coste.
  • Muchos ayuntamientos españoles ofrecen interesantes bonificaciones en el Impuesto Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) para la incorporación de instalaciones de autoconsumo. Así como también contemplan reducciones en el Impuesto a los Bienes Inmuebles (IBI) para el mismo propósito.
  • Incrementa notablemente el valor del inmueble, debido a que la instalación de este sistema refuerza el valor inmobiliario de la vivienda. De esta forma, la instalación se convierte en una inversión a largo plazo.

¡Haz tu hogar más sostenible mediante el autoconsumo!

En términos prácticos, la factibilidad de ahorrar en la factura de luz sin disminuir tu calidad de vida es el principal atractivo del autoconsumo. No obstante, lo más interesante de esta alternativa energética es su impacto positivo en la conservación del planeta. Producir nuestra propia energía mediante autoconsumo solar fotovoltaico contribuye decisivamente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por el uso de recursos fósiles no renovables para producir electricidad. ¿A qué esperas para hacer tu hogar más sostenible mediante el autoconsumo?

Cómo afecta al medio ambiente la extracción de minerales

La extracción de minerales es una actividad crucial para abastecer las demandas de la industria moderna. Desde los metales utilizados en la construcción hasta los minerales necesarios para la fabricación de tecnología, su extracción es esencial para nuestro estilo de vida actual. Sin embargo, esta...

Qué es un coche de hidrógeno, cómo funciona y qué ventajas tiene

En un mundo cada vez más preocupado por la sostenibilidad y el medio ambiente, el coche de hidrógeno emerge como una prometedora alternativa a los vehículos convencionales. En este artículo, exploraremos qué es, cómo funciona y las ventajas que ofrece en comparación con los automóviles...

La importancia de los recursos naturales para un desarrollo sostenible

Los recursos naturales son los elementos que provienen del medio ambiente y que son esenciales para la vida humana y el funcionamiento de las sociedades. Estos recursos se dividen en diferentes tipos, como los recursos renovables, como la luz solar y el aire, que se pueden regenerar naturalmente a...

Contaminación del suelo: desafíos y soluciones para un planeta más saludable

La contaminación del suelo es uno de los problemas ambientales más acuciantes de nuestro tiempo. A medida que la actividad humana se intensifica, los suelos se ven expuestos a una variedad de contaminantes que pueden tener efectos devastadores en la salud humana, la biodiversidad y los ecosistemas...

Consecuencias de la desertificación sobre el medio ambiente

La desertificación es un fenómeno ambiental que afecta a muchas partes del mundo, con consecuencias devastadoras para el medio ambiente y las comunidades locales. Este proceso, caracterizado por la degradación del suelo y la pérdida de vegetación, tiene diversas causas, incluyendo la...

¿Qué son y cómo se clasifican los residuos peligrosos?

Los residuos peligrosos, una categoría de desechos que representan riesgos para la salud humana y el medio ambiente debido a sus características corrosivas, tóxicas, inflamables o reactivas, constituyen un desafío significativo en la gestión de residuos. Provenientes de diversas fuentes, como...

Ropa sintética y medio ambiente: alternativas para un vestuario sostenible

La producción masiva de ropa sintética ha tenido un impacto significativo en el medio ambiente. Las fibras sintéticas, como el poliéster y el nylon, están hechas de productos químicos derivados del petróleo, lo que conlleva la emisión de gases de efecto invernadero y la contaminación del agua...

¿Qué son y cómo se clasifican los residuos textiles?

Los residuos textiles representan una parte significativa de los desechos sólidos urbanos en todo el mundo, y su gestión adecuada es fundamental para abordar los desafíos ambientales y sociales asociados. Estos materiales desechados comprenden una variedad de productos textiles, incluyendo prendas...

¿Qué es y qué implica el consumo sostenible en la moda?

El consumo sostenible en la moda va más allá de simplemente comprar ropa; implica un enfoque consciente y reflexivo hacia las decisiones de compra, considerando el impacto social y ambiental de cada prenda desde su concepción hasta su descarte. Se trata de adoptar un estilo de vida responsable,...

Claves para mejorar la eficiencia empresarial

Mejorar la eficiencia empresarial comienza con un análisis exhaustivo de los procesos internos de la organización. Este análisis implica identificar áreas donde se producen cuellos de botella, redundancias o pérdidas de tiempo y recursos. Al comprender cómo funcionan los procesos actuales y dónde...